×

Registro

Información del Perfil

Datos de Acceso

Si eres autónomo o empresa relacionada con nuestro sector envíanos tras el registro tu Alta IAE, Modelo de Hacienda y Ultimo Recibo de autónomos a collaradiestramiento@gmail.com indicando tus datos, para que tengas acceso a los descuentos.

Te avisaremos cuando tus descuentos estén activados.

o acceder

¡Se requiere nombre!
¡Se requieren apellidos!
¡Nombre no válido!
¡Apellidos no válidos!
¡Esta no es una dirección de email!
¡Se requiere dirección de email!
¡Este email está registrado ya!
¡Se requiere contraseña!
¡Introduzca una contraseña válida!
¡Por favor introduzca 6 caracteres o más!
¡Por favor introduzca 16 caracteres o menos!
¡Las contraseñas no son iguales!
¡Términos y Condiciones requeridos!
¡Email o Contraseña incorrectosg!

Los nuevos collares antiladridos inteligentes distinguen los aullidos, gruñidos y ladridos

Un collar antiladridos consta básicamente de un collar que integra una centralita electrónica dotada con un sistema automático que se activa con los sonidos cercanos, de manera que envía una señal al collar cada vez que el perro ladra.

El conjunto centralita y collar es lo que se conoce como collar anti ladridos ya que no es correcto llamarle solamente antiladridos, pues con este nombre se denomina genéricamente a los aparatos anti ladridos, no a los collares que llevan ese dispositivo.

Este tipo de collares funciona sin necesidad de mando a distancia y sin que el educador o dueño del perro tenga que estar presente, puesto que como decimos, es un sistema automático que consta de varios elementos:

  • Micrófono para captar los sonidos
  • Centralita con sistema reconocimiento de voz
  • Vibrador integrado en el collar
  • Electrodos o Terminales Metálicos

Dependiendo del tipo del collar, la centralita analiza el sonido captado por el micro de manera que solo manda la señal de vibración cuando se trata de un ladrido real y no de un sonido cercano como podría ser un golpe, un claxon o el timbre de un teléfono.

En cuanto el sistema detecta un ladrido, la centralita pone en marcha el vibrador del collar para que el perro asocie el vibrado como una llamada de atención, pero si el perro sigue ladrando, el collar envía un aviso algo más fuerte, que dependiendo del modelo del collar puede ser un pitido, un ultrasonido u otra llamada de atención, aunque la más común es una descarga electrostática inofensiva pero molesta.

Tanto la vibración como el resto de avisos cesan en cuanto el perro deja de ladrar, de manera que el perro enseguida asociará estos avisos a los ladridos, y aunque lo intente varas veces, no persistirá mas allá de unas cuantas hasta que compruebe que estas señales se producen cuando ladra.

Algunos modelos de collares antiladridos inteligentes incorporan un sistema de reconocimiento de voz tan sofisticado que es capaz de interpretar el sonido recogido por el micro en milisegundos y solo poner en marcha el sistema cuando el sonido sea un ladrido, a diferencia de otros collares que actúan incluso cuando el perro aulla o gruzne.

No es bueno recriminar a un perro que solo gruzne puesto que el gruñido es una señal de enfado, amenaza o ataque, al igual que el aullido que en el caso de los perros no es su sonido más predominante, así que los sistemas antiladridos se idearon exclusivamente para evitar que el perro ladre indiscriminadamente y nadie mejor que su dueño para saber cuando debe ponerle este collar.

Deja un comentario
Esta web usa cookies. Al continuar con la navegación entendemos que acepta su uso. Más información.
CONTACTO
FORMAS DE PAGO
PLAZOS DE ENTREGA